De mi corta experiencia intentando emprender puedo decir que por lo menos me identifico totalmente con el  término emprendedor que deriva de la voz castellana emprender, que proviene del latín , coger o tomar, aplicándose originalmente  a lo que ahora serían llamados aventureros,  sentido que evolucionó posteriormente a tener connotaciones comerciales. La palabra fue definida por primera vez en el Diccionario de autoridades de 1732, todavía con esas connotaciones, como: “La persona que emprende y se determina a hacer y ejecutar, con resolución y empeño, alguna operación considerable y ardua”. Acaba de comenzar mi aventura.

Acerca de 365ideas563

Industrial Engineer , MBA innovation , developer android
Esta entrada fue publicada en Gestión de la empresa innovadora, Textos. Guarda el enlace permanente.

Me interesa tu idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s