Háblame de un sueño…

Háblame de un sueño…

Sueños. Palabra tìpica que realcionamos con el dormir. Deseos futuros que visualizamos con una vida grandiosa. Estereotipos que idolatramos con que el cambio será a mejor.

¿Y si te dijese que no hay nada imposible?

Cuando un pensamiento nos atormenta, cerramos los ojos, cambiamos el paisaje, y creamos una situación. Lo negativo lo convertimos al polo positivo, lo que es negro lo clareamos a un tono cálido, y lo que no tenemos, lo creamos en nuestro mundo de avatares ubicándolo en ese marco utópico en el que algún día nos gustaría entrar.

Esto es tu pensamiento, el mio, y el de todas las personas que estamos aquí. Esta es la causa por la que enjendramos sueños, los cultivamos dentro pero no dejamos que nazcan. Creamos moldes, pero no les ponemos sustancia, hacemos la mezcla sin llegar al pastel final.

El molde es la base donde se crean todas estas escenas, escenas que pareciesen ser sacadas de una novela romántica, y pegadas a trocitos con un sin sentido que creemos que nos ayuda a superar obstáculos.

La parte negativa del cuento no la debemos cambiar, si no mejorar, adaptar y ajustar. Lo malo es bueno, nos hace victoriosos ante una derrota, nos autoanima a otra oportunidad, nos crea una armadura de acero que nos hace más fuertes.

Por mi amiga Antía García. Tell me about a dream.

Acerca de 365ideas563

Industrial Engineer , MBA innovation , developer android
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

Me interesa tu idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s